Contáctanos aquí

Donde las empresas empezarán a digitalizarse

¿Cómo rediseñar tu web?

19-oct-2016 17:22:50 / por Marcelo Figueroa

 

Expressions-16.jpg

 

Empecemos aclarando algo: tu web no debe ser rediseñada solo por antigüedad. Es importante saber si de verdad estás en el momento preciso para renovarla. Y es que la necesidad de renovación no es solo cosa de tu marca o tu logo, también de todo lo que le rodea. 

Para ello, se debe tener en cuenta algunos puntos que te contamos a continuación.

 

Analiza tu tasa de rebote

Comenzaremos por la tasa de rebote, la cual se refiere al porcentaje de visitantes que llegan a tu web y se van inmediatamente. Esto suele deberse a que los clientes no encuentran la información que necesitan y se van a buscar a otros lugares, es decir, a tu competencia, por lo que se transforma directamente en pérdida de oportunidades de venta. 

¿Qué hacemos si la tasa de rebote es alta? Debemos investigar cuál es la razón analizando aspectos importantes como el tiempo de carga de la web, su adaptación a la navegación en móviles y tablets, la aparición de ventanas emergentes que puedan resultar invasivas o los problemas con elementos en flash que no se visualicen de forma correcta en determinados dispositivos. Todo esto deberá ser medido adecuadamente utilizando herramientas de analítica web.

 

Organiza tu información

Se suele caer en tres problemas al momento de organizar la información de una web. Por un lado, está el exceso de data, ya que en ocasiones acumulamos información que no resulta relevante para nuestros clientes potenciales.  Realizar textos extensos, con pocas imágenes o que muestren todo en un solo impacto, sin dar al visitante la opción de elegir si desea o no más información puede generar cierto rechazo en quienes lleguen hasta tu web.

Por otra parte, existe un temor al espacio en blanco. Por esta razón, muchas empresas tienden a llenar todo el diseño con textos, imágenes, etc. Pero esto es un gran error. Lo ideal es contar con un sitio sencillo, donde tu visitante pueda ver de un solo vistazo la información que necesita y en el que sienta que tiene el control sobre lo que la web muestra.

Finalmente, debes tener bien claro el tono de comunicación. Los contenidos enfocados a la venta y de carácter comercial suelen funcionar menos que los relacionados con temas que hablen sobre recomendaciones para el cliente.

 

Realiza pruebas y más pruebas

Es fundamental realizar pruebas hasta afinar al máximo el diseño de la página. Cuentas con distintos tipos de test, por ejemplo existen “mapas de calor” que ayudan a identificar en qué áreas de la web pasan el ratón los visitantes. Esto te ayudará a saber dónde situar correctamente un botón o una llamada a la acción que sea lo más visible posible.

También puedes agregar el Test A/B que te ayudará a comprender dónde ubicar diferentes elementos para que sean más accesibles. Estos test puedes realizarlos también sobre tu diseño actual, lo cual te dará una idea de qué aspectos están fallando. Este diagnóstico servirá para que perfiles tu nueva web y sepas por dónde iniciar el rediseño. La mejora de la usabilidad es fundamental para la renovación de tu web.

 

En resumen, crea una web donde tus visitantes se sientan a gusto, desde el punto de vista visual hasta el aspecto funcional. Un sitio donde puedan acceder de forma sencilla a los contenidos que realmente desean. De ser así, el éxito estará de tu lado.

 

Descarga esta guía completa que te ayudará a entender mejor cómo rediseñar exitosamente tu web.

Boton-C2A.png

Temas: Rediseño web

Marcelo Figueroa

Escrito por Marcelo Figueroa